Cosmética al natural: Aprende a crear jabones

El jabón básicamente es el resultado de mezclar aceites y un álcali (hidróxido de sodio o de potasio) de tal manera que se cree una sal sódica o potásica con […]

Online

Duración:

Dificultad:

Estibaliz LanchaEstibaliz Lancha

45,00Leer más

Descripción

El jabón básicamente es el resultado de mezclar aceites y un álcali (hidróxido de sodio o de potasio) de tal manera que se cree una sal sódica o potásica con un proceso llamado saponificación.   El aceite o los aceites usados en el proceso de saponificación del jabón pueden ser vegetales (como el aceite de oliva, de coco o de almendras), animales (como la manteca de cerdo) o aceites minerales (como la parafina). Esto va definir la calidad y naturaleza del jabón así como también las propiedades y usos que le demos a ese producto.   Los métodos de fabricación de los jabones han evolucionado, pero su versatilidad y funcionalidad lo siguen posicionando entre los productos más vendidos dentro de la cosmética natural.   Tras la saponificación, el jabón tiene que madurar varias semanas para estar curado y listo para su uso.   Con este curso, tendrás una actividad didáctica que es además una actividad muy familiar para hacerlo en Navidad.

Descripción completa

BENEFICIOS de crear tus propios jabones:

  1. Están elaborados con ingredientes naturales y ecológicos

No contienen conservantes ni colorantes ni aromas sintéticos y tanto su color como su aroma lo proporcionan las mismas plantas con las que se elabora. Por eso puede cambiar el aspecto del jabón de un lote a otro.

  1. Repletos de vitaminas que ayudan a mejorar la piel

La saponificación en frío garantiza que los jabones mantengan todas sus propiedades y así los jabones pueden aportar todas las virtudes terapéuticas de los aceites, mantecas y aceites esenciales a la piel ya que no han sido sometidos al calor.

  1. Son multifuncionales

Nuestros jabones están pensados para usarlos como limpiador facial o corporal debido a que están formulados sin químicos tóxicos, por su sobresaturación de aceites y por su pH equilibrado. Este tipo de jabones no resecan tu piel pero debes tener en cuenta que siempre después de la limpieza debes hidratar la piel con una Crema Hidratante o un Sérum Facial.

  1. Son veganos

Únicamente contienen ingredientes de origen vegetales y por supuesto, no están testados en animales.

  1. Respetan el medio ambiente

El jabón artesano y natural es un producto biodegradable que no contiene ingredientes tóxicos ni químicos sintéticos por lo que puedes estar tranquilo/a de no contaminar el medio ambiente.

  1. Con aceites esenciales para suaves y ricos aromas

Los aceites esenciales son esencias extraídas a través de la destilación de las plantas y contienen gran cantidad de principios activos que actúan a través del olfato y de la piel.

¿A quién va dirigido?

A todos los públicos

¿En cuánto tiempo?

¿Modalidad de la clase?

Online + Kit que te llega a casa

Estructura del curso:

Tipo de curso

Online

El jabón básicamente es el resultado de mezclar aceites y un álcali (hidróxido de sodio o de potasio) de tal manera que se cree una sal sódica o potásica con un proceso llamado saponificación.

 

El aceite o los aceites usados en el proceso de saponificación del jabón pueden ser vegetales (como el aceite de oliva, de coco o de almendras), animales (como la manteca de cerdo) o aceites minerales (como la parafina). Esto va definir la calidad y naturaleza del jabón así como también las propiedades y usos que le demos a ese producto.

 

Los métodos de fabricación de los jabones han evolucionado, pero su versatilidad y funcionalidad lo siguen posicionando entre los productos más vendidos dentro de la cosmética natural.

 

Tras la saponificación, el jabón tiene que madurar varias semanas para estar curado y listo para su uso.

 

Con este curso, tendrás una actividad didáctica que es además una actividad muy familiar para hacerlo en Navidad.

Comentarios